La Gestalt

La terapia Gestalt se encuadra dentro de las terapias psicológicas consideradas como Humanistas, las cuales creen en la potencialidad del ser humano y en que él tiene todas las herramientas para abordar de la mejor manera posible cada acontecimiento de su vida. Sin embargo, la persona puede que no sea consciente de todo su potencial en algún acontecimiento vital ni de cómo desplegarlo.

Este enfoque terapéutico ayuda la persona a darse cuenta de lo que le está pasando y a tener mayor consciencia tanto de sí misma como de la situación o situaciones en las que se siente bloqueada. La persona conecta con sus necesidades, asume las responsabilidades de sus acciones y consecuencias y experimenta la capacidad de sostenerse por sí misma. El darse cuenta es uno de los pilares fundamentales en la terapia Gestalt para poder identificar las necesidades propias y poder generar los cambios que sean necesarios para lograr la aceptación y el bienestar personal. El papel del terapeuta Gestalt es acompañar al cliente en este proceso de lo que le está pasando , de sus bloqueos y asuntos inconclusos; sin juzgar ni interpretar, y desde el respeto y la aceptación. La terapia Gestalt es más una exploración personal que una modificación directa de la conducta.

El objetivo es el crecimiento y la autonomía del cliente, donde la presencia activa del terapeuta es viva ,estimulante, honesta, auténtica y directa.

romina gutierrez psicologa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies